Conócenos 2017-11-27T20:28:41+00:00

¿Quienes somos?

           

Somos una pequeña empresa familiar dedicada a la crianza del cerdo ibérico desde hace varias generaciones.

Hace más de 20 años que nuestra producción es exclusivamente ecológica.

Nos sentimos cuidadores del paisaje, porque pensamos que “Cuidar la Tierra es cuidar la Humanidad.”

No medimos nuestro crecimiento solamente en términos económicos, para nosotros, el crecimiento también consiste en promover más espacios en verde. Necesitamos una tierra sana

 Somos partidarios de la economía del bien común, del desarrollo sostenible y de la defensa del bienestar de las generaciones futuras. Pensamos que al PIB (Producto Interior Bruto) hay que añadirle mucha FIB (Felicidad Interior Bruta) para que las cosas funcionen bien.

“Olvidamos que nosotros mismos somos Tierra”
“Nuestro propio cuerpo está constituido por elementos del planeta.”

Papa Francisco

Objetivos

“Tenemos que salvar el mundo. Los hijos de alguien puede necesitarlo.”
(George Harrison. Beatles)
    1. Plantar árboles

Los árboles son la principal garantía para la vida: limpian el aire, nutren la tierra, proporcionan alimento… sin árboles no hay bellotas, fruto imprescindible para conseguir jamón del bueno.

“El campo mismo se hizo árbol en ti, parda encina.”
(A. Machado)
  1. Alimentos de calidad

La calidad de un alimento no se refiere exclusivamente a su valor nutricional, además, hay que contemplar otros aspectos de su producción relacionados con los principios del comercio justo, el bienestar animal y el respeto al medio ambiente. Queremos un ambiente entero. Teniendo como intención principal respetar la Tierra y a sus habitantes, inevitablemente cualquier producto que hagamos saldrán sanos y nutritivos. Un alimento sin aditivos sintéticos y de alto valor nutricional, pero que para su elaboración no se hayan respetados estos principios éticos, desde nuestro punto de vista es cuestionable su calidad.

¿Qué hacemos?

Hacemos las cosas lo mejor posible.

  • Producción ecológica.

Todo nuestro sistema de producción desde el manejo de la tierra, la crianza de los animales y la elaboración de los productos es de producción ecológica. No tenemos otra línea productiva convencional. Somos exclusivamente productores ecológicos.

  • Ganadería extensiva/ecológica.

La ganadería extensiva se caracteriza porque los animales viven libres en amplias parcelas de terreno. Si además de ser extensiva es ecológica, las condiciones de libertad se amplían.
En la ganadería ecológica no se permiten transgénicos, la alimentación tiene que ser totalmente ecológica, el respeto al bienestar animal es máximo y el cuidado de la Tierra es primordial. Si la carga ganadera es la adecuada, se evita la contaminación de acuíferos y se protege la fertilidad del suelo.

Al evitarse el hacinamiento, las condiciones higiénicas mejoran y las enfermedades son casi inexistentes. En el caso de que caigan enfermos, recurrimos principalmente a remedios homeopáticos y fitoterapéuticos, dando ambos excelentes resultados. Una característica de la producción ecológica es fomentar las razas autóctonas. Nuestros cerdos son todos de raza 100% ibéricos (padre y madre ibéricos)

  • Jamones ecológicos.

Además de jamones también hacemos paletas, lomos, lomito de presa, solomillo, chorizo, salchichón, y otros derivados del cerdo 100% ibérico de crianza y elaboración propia.

  • Dehesa y bosques.

De las 700 hectáreas que disponemos, tenemos zonas en regeneración. Reforestamos con especies autóctonas, para conservar el bosque mediterráneo y preservar la continuidad de las dehesas.

La dehesa es un ejemplo a seguir de equilibrio entre persona y naturaleza. Durante siglos, los humanos han sabido obtener recursos de este bosque mediterráneo sin esquilmarlo. En la dehesa conviven animales domésticos y personas junto a una amplia variedad de flora y fauna salvaje, para que esta convivencia siga existiendo, es primordial mantener un adecuado manejo agrícola y ganadero. Sin la dehesa el cerdo ibérico de bellota no existiría, por eso cuidamos con especial interés este sistema sustentador de vida.

La dehesa es hija del bosque mediterrámeo, juntos componen el paisaje en el que vivimos. Nuestra actividad también va creando paisaje, por eso es tan importante comprender nuestro entorno y actuar acorde con él.

El bosque mediterráneo es resistente y calmado, está acostumbrado a situaciones extremas y es capaz de convertir la escasez en abundancia. Imprime carácter a los paisanos y paisanas que lo habitan, hasta volverlos fuertes y nobles como las encinas.